Artexa

La Parrilla De Inducción, El Mejor Amigo Del Chef

Para nuestros antepasados era imposible poder tener acceso a tantos avances, sobre todo en el área de los electrodomésticos. Pero el no contar con sofisticados equipos de cocina no significaba que se quedaran con las ganas de cocinar.

Ellos comenzaron con adaptaciones básicas de algo similar a la cocina de hoy, como lo eran las estufas a leñas, que posteriormente evolucionarían a las estufas a gas.

Por suerte, y gracias a los avances tecnológicos, la creatividad y el ingenio, hoy en día contamos en nuestro equipo de cocina con las parrillas a gas. En las cuales, con tan solo girar el piloto se cumple el objetivo de cocinar y embellecer el espacio preferido de todo chef, amante culinario y dueña de casa. Pero la historia de la cocción no pensaba detenerse ahí, ni mucho menos las mentes curiosas, por eso después nacieron las parrillas eléctricas, otro infaltable en la cocina.

Lamentablemente este último electrodoméstico no era perfecto, por no realizar la cocción ideal. Es en este momento cuando se vuelve a realizar un nuevo y gran descubrimiento, la parrilla de inducción.

¿Qué son las parrillas de inducción?

Antes de ver cualquier tipo de especificación de cualquier tipo de producto, es fundamental entender de qué se está hablando. En este caso debes saber qué es una parrilla de inducción.

Para los amantes de la cocina, este es el mejor invento de la historia, ya que son tablas de cristal negro, que logran que tus alimentos se cocinen a la temperatura exacta. Esta ventaja facilita bastante la tarea de los chef, ya que para la preparación de recetas específicas es ideal.

Pero esto no es todo, la cocina por inducción es catalogada en la actualidad como la más segura y eficaz del mundo.

Por qué reciben el nombre de parrillas de inducción

El hecho de que este equipo de cocina reciba ese nombre no es mera coincidencia. Y para entenderlo mejor, hay que profundizar un poco en un principio de la Física llamado: “Ley de Inducción Electromagnética de Faraday”. En el cual se describe, que se genera un campo magnético que no emite calor en sí mismo, a menos que este entre en contacto con cualquier tipo de superficie metálica. Es recién en este momento cuando las superficies metálicas se calientan en las parrillas de inducción y transmiten en el recipiente moléculas que comienzan la cocción de los alimentos. Increíble ¿no?

Ventajas sobre otras parrillas

Una parrilla de inducción tiene bastantes ventajas sobre las parrillas eléctricas o las parrillas a gas, por ejemplo. Pero vayamos a verlas en detalle una por una:

  • Seguridad ante todo: un equipo de cocina que utilice la inducción, frente a cualquier otro tipo siempre será el más seguro. Esto se debe a que solo se va a calentar la zona donde se encuentra el recipiente, lo demás se mantiene frío. Y aquí no acaba esta ventaja, porque para quienes tienen hijos, esto podría significar el evitar quemaduras.
  • Nulo desperdicio de temperatura: esto porque tan solo el área donde se encuentra el utensilio metálico es en la que interactúan las moléculas caloríficas en el campo magnético.
  • Prevención de accidentes: dentro de la variedad de electrodomésticos, este en particular ha llegado a revolucionar el mundo de la cocina. Y es que no solo podrás realizar las cocciones a temperatura exacta, sino que también disminuyen enormemente las posibilidades de explosiones o intoxicaciones que una parrilla a gas podría provocar.
  • Control exacto de temperatura: en un equipo de cocina como la parrilla a gas, el poder ajustar el flujo de la llama es posible solo con la vista, sin saber si realmente quedó como la queremos, pero esto ya es cosa del pasado. Con la parrilla de inducción, puedes controlar la temperatura de forma precisa, sobre todo en tipos de recetas que el éxito depende de este factor.

¿Cuál es el espacio ideal para una parrilla de inducción?

Este increíble electrodoméstico a inducción, para funcionar necesita de una fuente de electricidad. Por lo tanto, lo primero que se tiene que considerar es la cercanía a una toma de corriente.

En cuanto al espacio vertical, no te preocupes, porque tan solo ocupa entre 5 y 7 cm aproximadamente debajo de la cubierta de cocina, que por lo demás, puede ser de cualquier material.

Cómo limpiar este tipo de parrilla

Al tener en casa una parrilla a gas, lo normal es observar cómo al quemarse las partículas del gas, estas se condensan en partes de la estufa, generando suciedad. Al no limpiar frecuentemente este tipo de equipo de cocina, cada vez será más difícil dejarla impecable. En cambio, en una parrilla de inducción magnética, este problema no se evidencia, al no ser utilizado gas. Tan solo debes pasar un trapo húmedo cuando esta se enfríe para recuperar el brillo.

En conclusión, evitar peligros en casa es el principal objetivo, y esto solo es posible si se toman en cuenta y siguen ciertas normas de seguridad. Para que esto sea mucho más fácil, las parrillas de inducción al no generar calor por si mismas se posicionan dentro de los primeros lugares de seguridad en el hogar. Como hemos visto, si este electrodoméstico no tiene un sartén o una vasija encima no va a funcionar, por lo tanto se pueden evitar incendios por algún material combustible que se encuentre cerca.

Autor: Exiquio Gonzalez
Mayo 2020

Habla con un experto